¿Qué es la aversión al riesgo?

aversión al riesgo

En la entrada de hoy hablaremos de un concepto muy interesante y muy presente en muchas situaciones, pero que no es habitual que aparezca en los medios de comunicación. Seguramente, muchos de vosotros, lectores, os habréis encontrado en situaciones en las cuales habéis mostrado vuestra aversión al riesgo, sobretodo si habéis estado ante elecciones de inversión.

La aversión al riesgo es aquel miedo que tenemos las personas al riesgo, es decir, el respeto que le tenemos a la hora de tomar decisiones con un cierto riesgo. Evidentmente, comparada con otra decisión con menos riesgo. Por tanto, podemos definir la aversión al riesgo como aquella preferencia que tiene el ser humano ante dos elecciones, elegir la opción con menos riesgo aunque la otra opción con más riesgo suponga más beneficiosa.

El típico ejemplo que se pone es si a una persona se le deja elegir entre 100€ inmediatamente o 200€ a cara-cruz (es decir, 50% de probabilidad de obtener 200€), suele decantarse por la primera opción.  La esperanza matemática de la segunda, es decir, el valor de la opción es 100€ (200€*0,5=100€), por tanto, matemáticamente es lo mismo. Pero en la segunda opción puedes ganar 200€ o nada. El miedo de no ganar nada, hace que mucha gente prefiera asegurarse los 100€.

Evidentemente no todas las personas son adversas al riesgo, hay quienes elegirán la opción con más riesgo o utilizarán otro criterio para su elección. Por eso es posible hacer una clasificación de  las personas según el riesgo que están dispuestos a asumir. Éstas se pueden clasificar en tres grupos:

  • Neutros al riesgo: eso quiere decir que ante dos elecciones con el mismo valor esperado pero diferentes riesgos, es indiferente.
  • Amante del riesgo: prefiere la opción con más riesgo ante dos opciones de mismo valor. En el ejemplo anterior sería lanzar la moneda.
  • Aversión al riesgo: prefiere la opción con menor riesgo. En este caso elegiría los 100€ directamente.

Como hemos comentado antes, la aversión al riesgo suele ser recurrente en el mundo de las finanzas y la inversión. Muchas entidades financieras hacen cuestionarios a sus clientes, inversores, para conocer su aversión al riesgo y así poder invertir su dinero de acuerdo con su disposición a asumir riesgo en las operaciones. De esta forma, la entidad en cuestión puede gestionar el patrimonio de forma más afín a las preferencias del cliente.

¿Qué es un Hedge Fund?

Hedge Fund

La palabra Hedge Fund fue recurrente durante un tiempo en los debates, culpándolos de ser uno de los responsables de la crisis económica mundial. Estos “entes” vistos como abstractos para la gente, son más sencillos de entender de lo que se suele pensar, todo y ser bastante complejos de gestionar. Por esta razón, daremos una visión superficial sobre ellos, para que nuestros lectores sepan de qué les hablan cuando oyen “Hedge Fund”.

Un Hedge Fund, también conocido como Fondo de Cobertura o Fondo de Inversión Libre es un instrumento o vehículo de inversión colectiva, es decir, un equipo de gestores se encargan de invertir el dinero de otras personas en activos financieros . La idea general es muy parecida a los Fondo de Inversión que ya explicamos anteriormente (aquí), pero tienen diferencias significativas que vamos a comentar a continuación.

Un Hedge Fund está poco reguladotiene total libertad en decidir donde invertir el dinero. En cambio, los Fondo de Inversión están bastante más limitados. Los fondos de cobertura pueden apalancarse (pedir prestado dinero para invertir), pueden adoptar posiciones largas (comprar un activo) o cortas (vender un activo, es decir, ganar dinero si baja su precio) y como hemos dicho antes pueden invertir en todo tipo de activos, por ejemplo, derivados.

Todo lo comentado anteriormente hace que los hedge funds tengan dos características diferentes al lado de otros tipos de vehículos de inversión colectiva:

  • Mayor riesgo: un hedge fund suele estar considerado de alto riesgo, pero realmente depende de la estrategia de inversión de los gestores. Puede haber hedges con menor riesgo que un fondo de inversión normal. Por tanto, concluiremos que pueden estar expuestos a mayor riesgo los primeros.
  • Rentabilidades absolutas: eso quiere decir que buscan rendimientos positivos independientemente de lo que hagan los mercados y de la economía mundial. Es decir, no están correlacionados  con los mercados financieros. En cambio, los fondos de inversión buscan rentabilidades relativas, es decir, conseguir mayores rendimientos que los mercados (por ejemplo, mejor que el IBEX-35 o SP500). Todo esto quiere decir que los Hedge Funds están libres del riesgo sistémico (el riesgo común para todos los agentes que están en el mercado).

Hay que destacar que el gestor o los gestores aportan una parte importante de dinero de sus bolsillos, como si fueran un inversor más, eso quiere decir, que les interesa hacer buenas inversiones. Las comisiones de los Hedge Funds funcionan diferente, hay de dos tipos: la de entrada, comprendido entre un 0,5% y 2% del valor de la cartera y comisiones sobre las ganancias, de un 20%.

Finalmente comentar que no están dirigidos a pequeños inversores, sino a grandes, ya que suelen exigir capital mínimo de entrada  muy elevado, a partir de 500.000€. En este caso, estamos hablando que los inversores son  grandes fortunas, empresas o instituciones.

¿Qué son los tipos de interés?


Los tipos de interés son porcentajes que se aplican sobre cantidades de dinero (normalmente llamadas capital nominal, o simplemente nominal) para indicar cuál es el coste de oportunidad de ese dinero en concreto.

Vamos por partes, el coste de oportunidad de cualquier elección es todo aquello a lo que renuncias por conseguir lo que quieres. Ejemplo; te dan a elegir entre una pera y una manzana. Tú lo que quieres es la manzana,  por tanto “desprecias” (valoras menos, te importa menos) la pera en favor de la manzana.
Pues entonces el coste de oportunidad de escoger la manzana, es una pera. Cuanto más “desprecies” las peras más peras estarás dispuesto a renunciar para conseguir una manzana.
Aclarado esto, cuando pido prestado dinero a cualquier entidad financiera, esa empresa me pedirá que les des algo a cambio que le resulte beneficioso. Acordamos pues que les entregaré un poquito más de dinero por las molestias de haber esperado un tiempo en que saldara mi deuda. Ese dinero de más que me cobra el banco son los intereses los cuales generan ingresos para el banco.
Simplificando la situación, se puede decir que el coste de oportunidad de pedir prestado el dinero son aquellos intereses que he de pagar. Pues entonces y para facilitar se utiliza el porcentaje para indicar el coste de oportunidad del dinero.
Existen dos tipos de intereses; el simple y el compuesto. El primero es un porcentaje proporcional en cambio con el segundo es más complejo, para facilitar la comprensión diremos que “los intereses generados ayer me generan más intereses hoy”.
En la vida real, existe un índice de tipos de interés que se denomina EURIBOR. Este índice es lo que se denomina un tipo de descuento, indica cuál es el nivel de interés que tiene el dinero cuando los bancos se prestan mutuamente.
En España, lo que se suele hacer cuando pides una hipoteca o un préstamo, es que el tipo que pagarás, es la suma entre el Euribor vigente y un tipo variable (que dependerá del banco). Hasta ahora era una práctica habitual la denominada “cláusula suelo”, que consistía en que si el tipo final que tenías que pagar era inferior a un tipo ya predeterminado pagabas éste último. Recientemente prohibieron esta práctica sin efecto retroactivo, lo que significa que desde el momento de la prohibición no se puede formalizar contratos con dicha cláusula, sin embargo, los contratos ya formalizados siguen vigentes.