¿Qué es el balance de situación?

balance

En las noticias es común que al hablar de empresas se mencione el balance de situación, el activo, el pasivo, el patrimonio neto… Si tiene un pasivo excesivo, si tiene un activo poco líquido o frases de este tipo. En esta entrada explicaremos qué es el balance de situación de una empresa, sus partes y el vocabulario más básico que le rodea.

El balance de situación de una empresa es un documento contable que muestra la situación económica y financiera de ésta en un momento dado, es decir, es una fotografía de la compañía en un preciso instante. ¿Y qué muestra esta imagen? Por un lado muestra todas las inversiones hechas por la empresa y bienes que posee mientras que en el otro lado muestra cómo ha financiado dichas inversiones. Por tanto, el balance esta estructurado de la siguiente manera:

balance

El Activo son todos aquellos bienes tangibles e intangibles que posee la empresa y son susceptibles de producir rendimientos futuros. Siempre se encuentra en la parte izquierda del balance y los bienes/inversiones se ordenan según su liquidez, es decir, según la facilidad en la cual ese bien se puede convertir en dinero. El dinero en sí es el bien más líquido que hay (ya que es dinero) mientras que un local o una casa es un activo poco líquido, ya que se necesita un proceso más largo para poder venderla y obtener el dinero. El activo se divide entre no corriente y corriente. En el primero se incluyen todos aquellos bienes que no se convertirán en dinero en menos de un año, también llamados activos fijos, mientras que los segundo son los más líquidos y que serán convertidos en dinero en menos de un año, también llamados activos circulantes.

El Pasivo son todas aquellas obligaciones que tiene la empresa con terceros, es decir, todo el dinero que ha pedido prestado (en sus múltiples y diferentes formas) y tiene que devolver. Se ordena según su exigibilidad, es decir, según la fecha en la cual la empresa tiene que satisfacer los pagos. También se divide en dos partes: no corriente y corriente. Siguiendo la misma lógica que en el activo, los primeros es cuando la devolución del dinero se tiene que hacer en un periodo mayor a un año mientras que los segundo en menos de un año.

El Patrimonio Neto se define como la parte residual de los activos una vez descontados todos los pasivos de la empresa. Es la parte que pertenece a los dueños de la empresa e incluye las aportaciones hechas por los socios, los beneficios obtenidos en el pasado y otro tipo de cuentas.

El balance tiene que satisfacer una ecuación muy sencilla y a la vez lógica, la suma del pasivo total y del patrimonio neto tiene que ser igual al activo de la empresa. Si a la hora de configurar el balance no se cumple, quiere decir que no se ha calculado correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *