¿Qué es el QE (Quantitative Easing)?

hand-517114_1280

Hace unos años las siglas Q.E. empezaron a salir en todas las noticias económicas a raíz de que los Estados Unidos iba a empezar un programa de política monetaria. Recientemente, en octubre del pasado año, pusieron fin al famoso Quantitative Easing. Justo en ese momento estaba cobrando más fuerza la posibilidad de que el Banco Central Europeo empezase a aplicar esta política en la Zona Euro para así reactivar la economía. No fue hasta el pasado 25 de enero cuando el BCE anunció que realizaría una compra masiva de activos financieros, acción que los medios de comunicación llaman con frecuencia Q.E. Por eso , en Economía para Principiantes hemos pensado que sería importante explicar en qué consiste el Quantitative Easing, conjunto de palabras presente diariamente en las noticias.

Término que proviene del inglés, la traducción en español es Expansión o Flexibilización Cuantitativa , se refiere a una política monetaria no convencional disponible para los bancos centrales para generar liquidez y reactivar la economía de un país o zona. Ante esta definición vamos a ir por partes.

Primero, para saber qué es exactamente política monetaria y su diferencia con la política fiscal recordamos el post que publicamos hace un tiempo: aquí. Una vez entendido la diferencia entre ambas, vamos a ver que podemos clasificar las políticas monetarias en dos tipos: convencionales y no convencionales. La primera hace referencia a las políticas habituales para intervenir en la economía, como pueden ser los tipos de interés del dinero o las reservas mínimas de los bancos comerciales en los centrales. Hay momentos ( como el actual) que los instrumentos convencionales no son suficientes, los tipos de interés están cerca de cero y el crédito no fluye, situación conocida como Trampa de la Liquidez. En ese momento, los bancos centrales tienen que intervenir con otro tipo de herramientas monetarias no habituales para inyectar liquidez y mejorar la economía y la estabilidad de precios. Éstas son las no convencionales, como la compra de activos en el mercado o la política de comunicación ( en inglés fordward guidance).

Una vez aclarado todo los puntos de la definición que hemos dicho al principio, vamos a explicar qué hace exactamente el banco central y con qué objetivo. La idea es que el banco compre bonos de los Estados y/o bonos corporativos (de empresas) con un doble objetivo: introducir dinero en circulación a la economía y generar crédito para las empresas y familias y por otra parte disminuir los tipos de interés de estos activos. Pero, ¿por qué quiere disminuir los tipos de interés de los bonos? Para que resulte menos atractivo invertir en deuda y así los inversores dediquen su dinero a proyectos productivos para la economía.

En definitiva y como resumen, con el QE se busca reactivar la economía mediante:

  • Estabilidad de precios: generar inflación.
  • Generar liquidez, que fluya el crédito a las empresas y familias.
  • Bajar los tipos de interés de la deuda ( pública y/o privada)

Para terminar la entrada, queremos señalar que los Estados Unidos y Europa no son los únicos que han llevado a cabo esta herramienta no convencional, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra también han recurrido a ella en otros momentos. También decir que no todos los QE son iguales, cada banco diseña su política en función de sus objetivos ( qué tipo de activos comprar, cuánto dinero se inyectará a la economía, periodo de aplicación …)

¿Qué son las políticas fiscales y las políticas monetarias?

Las políticas fiscales y las monetarias implican cualquier acción en la que el gobierno de un país intenta influir en la economía, ya sea aplicando una nueva regulación de leyes o intentando mejorar algunos de los indicadores económicos que puedan ser problemáticos sociedad, como pueden ser la inflación, el desempleo etc.
Las políticas fiscales son todas aquellas políticas en las que se ven afectados los ingresos y gastos del estado, la hacienda pública. El estado se nutre de los impuestos pagados por los contribuyentes y los gasta para proporcionar servicios a los ciudadanos. El gobierno tiene tres mecanismos para aplicar una política fiscal: a través de subidas ó bajadas de impuestos, con aumentos o disminuciones del gasto público y por último haciendo ambas. 
Esto último se puede combinar de maneras diferentes, por un lado pueden bajar los impuestos pero por otro también disminuir el gasto público. ¿Cuáles pueden ser las consecuencias? Por un lado, una disminución del gasto público perjudica el crecimiento de la renta. Por otro lado, una bajada de impuestos siempre incita a que se consuma más, sin embargo, en un corto plazo se pueden ver afectados los ingresos públicos que después de un tiempo deberían incrementarse. 
¿Porqué ocurre esto? Ejemplo barato: a un ciudadano que ingresa 100 cada mes le obligan a pagar 40 de impuestos, con la bajada que impulsa el gobierno, el ciudadano deberá pagar 20 de tal manera que ingresará 100 y pagará 20 de impuestos. Entonces tendrá otros 20 que antes destinaba a impuestos que ahora los podrá gastar en otras cosas. La hacienda pública en un principio verá que los primeros meses la recaudación de impuestos bajará un poco, ya que han bajado los impuestos, pero al cabo del tiempo subirá a niveles más altos debido a que la gente gastará más dinero y por tanto pagará más impuestos. Normalmente los hábitos de consumo son muy estables, eso significa que las personas ya estamos acostumbradas a gastar nuestro dinero en determinadas cosas y que nos cuesta cambiarlas.
Las políticas fiscales expansivas, son todas aquellas políticas en las que tienes un efecto positivo para la renta, ya sea a través de aumentos de gasto público y/o por bajadas de impuestos. En cambio la políticas fiscales restrictivas son todas aquellas acciones en las que perjudican el crecimiento de la renta que por distintas razones se han de hacer, ya se por déficit público etc. Subir los impuestos y/o bajar el gasto público son sus mecanismos.
En cambio la políticas monetarias, las lleva a cabo los bancos centrales de cada país que tiene moneda propia. Es el caso de la Reserva Federal en Estados Unidos. En la Unión Europea, concretamente los países de la unión monetaria, esos países cedieron la autoridad de las políticas monetarias al Banco Central Europeo.
Las políticas monetarias lo que intentan regular es la cantidad de dinero en circulación para así influir en la oferta crediticia que llega a la economía y la inflación de la misma. Tiene dos posibles acciones: las políticas monetarias expansivas, son aquellas que como consecuencia de ella la renta aumenta a través de inyecciones masivas de dinero. Los bancos emiten deuda que el banco central se la compra ingresándoles dinero para que tengan más liquidez. También, como explicamos en un post anterior sobre el Banco Central Europeo, el banco central decide a que tipo de interés presta el dinero, ya que a partir de ése tipo se puede influir en la actividad de los bancos. Por tanto si el BC baja los tipos de interés, los préstamos se harán a un interés más bajo, los costes de financiación serán más bajos y favorecerá al crecimiento de la renta.
Y finalmente las políticas monetarias restrictivas, son aquellas que perjudican al crecimiento de la renta. Las subidas del tipo de interés oficiales o la retirada de dinero, éstas normalmente tienen un efecto de contracción en la actividad económica, que normalmente se suelen hacer para controlar la inflación.