¿Qué es un Hedge Fund?

Hedge Fund

La palabra Hedge Fund fue recurrente durante un tiempo en los debates, culpándolos de ser uno de los responsables de la crisis económica mundial. Estos “entes” vistos como abstractos para la gente, son más sencillos de entender de lo que se suele pensar, todo y ser bastante complejos de gestionar. Por esta razón, daremos una visión superficial sobre ellos, para que nuestros lectores sepan de qué les hablan cuando oyen “Hedge Fund”.

Un Hedge Fund, también conocido como Fondo de Cobertura o Fondo de Inversión Libre es un instrumento o vehículo de inversión colectiva, es decir, un equipo de gestores se encargan de invertir el dinero de otras personas en activos financieros . La idea general es muy parecida a los Fondo de Inversión que ya explicamos anteriormente (aquí), pero tienen diferencias significativas que vamos a comentar a continuación.

Un Hedge Fund está poco reguladotiene total libertad en decidir donde invertir el dinero. En cambio, los Fondo de Inversión están bastante más limitados. Los fondos de cobertura pueden apalancarse (pedir prestado dinero para invertir), pueden adoptar posiciones largas (comprar un activo) o cortas (vender un activo, es decir, ganar dinero si baja su precio) y como hemos dicho antes pueden invertir en todo tipo de activos, por ejemplo, derivados.

Todo lo comentado anteriormente hace que los hedge funds tengan dos características diferentes al lado de otros tipos de vehículos de inversión colectiva:

  • Mayor riesgo: un hedge fund suele estar considerado de alto riesgo, pero realmente depende de la estrategia de inversión de los gestores. Puede haber hedges con menor riesgo que un fondo de inversión normal. Por tanto, concluiremos que pueden estar expuestos a mayor riesgo los primeros.
  • Rentabilidades absolutas: eso quiere decir que buscan rendimientos positivos independientemente de lo que hagan los mercados y de la economía mundial. Es decir, no están correlacionados  con los mercados financieros. En cambio, los fondos de inversión buscan rentabilidades relativas, es decir, conseguir mayores rendimientos que los mercados (por ejemplo, mejor que el IBEX-35 o SP500). Todo esto quiere decir que los Hedge Funds están libres del riesgo sistémico (el riesgo común para todos los agentes que están en el mercado).

Hay que destacar que el gestor o los gestores aportan una parte importante de dinero de sus bolsillos, como si fueran un inversor más, eso quiere decir, que les interesa hacer buenas inversiones. Las comisiones de los Hedge Funds funcionan diferente, hay de dos tipos: la de entrada, comprendido entre un 0,5% y 2% del valor de la cartera y comisiones sobre las ganancias, de un 20%.

Finalmente comentar que no están dirigidos a pequeños inversores, sino a grandes, ya que suelen exigir capital mínimo de entrada  muy elevado, a partir de 500.000€. En este caso, estamos hablando que los inversores son  grandes fortunas, empresas o instituciones.

¿Qué es un fondo de inversión?

Siempre oímos que un fondo de inversión ha comprado tal empresa o que se ha hecho con una parte de ella, o vemos publicidad en alguna entidad financiera que nos incita a comprar o invertir en un de éstos. Pero la gran pregunta es quién ha comprado una empresa? ¿ Que me dan si compro un fondo? ¿O en qué invierto? Hoy en este post explicaremos de manera muy sencilla y entendedora cómo funcionan y quién están detrás.
Un fondo de inversión consiste en un conjuntos de expertos gestores que se encargan de invertir el dinero de muchos inversores que confían sus ahorros a éstos. Explicado de otra forma,  es una institución de inversión colectiva que une a gente con un mismo fin: hacer rendir su dinero, delegando la función de gestión y administración a una sociedad gestora. Cabe destacar que los inversores no administran el fondo.
En un fondo hay tres actores:
       – Inversores: son los que “ponen” el dinero.
       – Sociedad gestora: se encarga de decidir en qué invertir, llevar la contabilidad…
       – Sociedad despositaria: se encarga de custodiar los activos financieros
Los gestores pueden invertir en:
        – Valores cotizados en el mercado: renta variable (acciones, futuros, opciones…) y fija (bonos, letras, obligaciones…)
        – Divisas
        – Bienes afectados por una explotación
El fondo está compuesto por todos los activos financieros por los cuales los gestores deciden invertir. El valor del fondo se divide en muchas partes, llamadas participaciones. Éstas tienen un valor que va variando en función del valor total, que a la vez depende de valor cotizado de los productos financieros en cuestión. Por tanto, nosotros cuando invertimos en un fondo , estamos comprando estas participaciones a valor de ese momento. El valor de cada una de ellas se llama valor liquidativo del fondo.
Como siempre, para visualizar todo esto pondremos un ejemplo. Suponemos un fondo , la cartera del cual tiene un valor de 1.000.000 €. La cartera está formada por un 30% en acciones de Telefónica, un 30% en acciones de Santander y un 40% en bonos españoles a 10 años. El valor liquidativo es de 100€, por tanto el fondo está dividido en 10.000 participaciones. Nosotros queremos invertir 2.000€ en él, eso quiere decir que compraremos 20 participaciones. El fondo pasa a tener 10.020 participaciones y un valor de 1.002.000€, pero esto no significa que se están obteniendo beneficios. Al cabo de un año si decidimos vender, obtendremos los beneficios o las pérdidas del fondo en proporción a nuestra aportación, es decir, si la cartera a rendido un 10% , nosotros al vender las participaciones obtendremos 2.200€ con una plusvalía de 200€ (10%).
Hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de fondos de inversión: unos que se dedican solo a renta variable, otro solo en renta fija, otros solo en invertir en un sector determinado, otros solo en un país… Toda esta información la podemos encontrar en las características del fondo de inversión, para saber exactamente en qué invierten. Allí tenemos especificado exactamente la política de inversión, los activos en los cuales invertirán y el porcentaje máximo en que cada uno de ellos puede llegar a estar presente en la cartera. En este documento también podemos saber quién es la sociedad gestora y la sociedad despositaria, así como, también, podemos saber el valor del patrimonio, el número de participaciones, el valor liquidativo, el número de partícipes y el capital mínimo para entrar. Otra información muy importante adjunta es tema comisiones, podemos encontrar comisiones de gestión, de la depositaria, de suscripción (al comprar) y de reembolso ( al vender antes de tiempo).

¿Qué es una Start-Up?

Hoy en día el término start-up está de moda o más bien se habla mucho: eventos sobre Start-Up, artículos por internet, en la televisión… Vemos como este término esta estrechamente relacionado con el emprendimiento, otra de las palabras que están en el orden del día.  De esta manera, en esta entrada hablaremos un poco sobre qué es una Start-Up y el mundo que les envuelta.
Una start-up es una empresa de reciente creación y que aún está en construcción o empezando sus operaciones, con una gran base tecnológica, desarrollo web y/o TIC’s ( Tecnologías de la Información y Comunicación). Suelen ser PYMES con un gran potencial de crecimiento y alto riesgo cuyos fundadores son jóvenes con grandes conocimientos en estos ámbitos. Cabe destacar que el capital inicial para emprender el negocio no es excesivo, eso si muy variado entre diferentes proyectos.
Una de las características de este tipo de empresas es su fuente o fuentes de financiación. Los bancos ante la falta de ingresos presentes, la incertidumbre sobre los ingresos futuros y ante el alto riesgo que presentan las ven como préstamos de dudoso cobro. Por tanto, como se financian? Una de las operaciones financieras más utilizadas son las Venture Capital. Éstas consisten en que una persona, fondo de inversión o entidad financiera invierte dinero en la start-up a cambio de un porcentaje de acciones/participaciones. La cantidad, precio y cláusulas son negociadas entre ambas partes. Los inversores tienen el objetivo final de participar en las ganancias futuras hasta vender sus acciones con fuertes plusvalías por la revalorización del negocio. Estas operaciones suelen ser llevadas por Entidades de Capital Riesgo, es decir, entidades financieras con el objetivo de invertir en empresas no cotizadas con el fin de revenderla más tarde obteniendo beneficios. Éstas realizan otros tipos de operaciones financieras. También llevan a cabo este tipo de operaciones los Business Angels, que es un inversor particular que se dedica a invertir solo en start-up’s.
Otra fuente de financiación es la que se llama FFF ( Friends, Family& Fools) o lo que es lo mismo Amigos, Familia y Locos. Esto se refiere a todos aquellos amigos y familiares que deciden invertir en la empresa porque su amigo/familiar fundador le ha hablado muy bien. Mientras que fool hace referencia a todo aquel particular que por cualquier razón decide entrar en el capital.
Actualmente podemos encontrar gran cantidad de ferias, eventos , concursos relacionados con Start-Up’s con el objetivo de unir a los emprendedores con las entidades de capital riesgo, fondos de inversión, business angel… De esta forma todas aquellas personas que tienen una idea de negocio con falta de dinero, pueden darse a conocer y enseñar su proyecto al público.
Dos de los grandes ejemplos de Start-Up que tenemos hoy en día son Whatsapp e Instagram. Ambos empezaron como una idea de negocio, con poco dinero inicial necesario y con fondos de capital riesgo  financiando su actividad hasta llegar el momento de su venta, obteniendo como todos sabemos, grandes cantidades de plusvalías.