¿Qué es un depósito bancario?

depósito bancario
Gracias a pixabay.com y a su autora Alexas_Fotos  por compartir imágenes libres para todo el púbico.

Muchas veces hemos oído hablar de un depósito bancario. Hemos visto muchos anuncios en los medios de comunicación y en las calles. De hecho, en algunas reuniones con amigos o familiares alguien comenta que tiene uno o varios depósitos en el banco. Incluso, muchos de nosotros hemos contratado un depósito en el banco, pero ¿Qué es exactamente un depósito bancario?

Un depósito bancario consiste en una cantidad de dinero que entregamos a una entidad bancaria a cambio de unas condiciones preestablecidas mediante un contrato. Estas condiciones incluyen el plazo, los intereses, comisiones y una serie de características. En función de éstas, tendremos ese dinero disponible  en un futuro juntamente con unos intereses, es decir, unos rendimientos. Por tanto, estamos hablando de un instrumento de ahorro para particulares y empresas.

¿Cuáles son los depósitos bancarios más conocidos?

– Depósito a la vista o cuenta corriente: es aquel depósito en el cual entregamos el dinero a la entidad bancaria y tenemos acceso a él en cualquier momento. Por tanto, podemos retirar cualquier cantidad de dinero que hemos depositado sin restricción de tiempo, no hay plazo mínimo. Son las cuentas con las cuales solemos operar en nuestro día a día: comprar con la tarjeta, sacar dinero en el cajero, recibos, pagos, la nómina… Las características de cada uno depende del contrato que se firme y de la entidad en cuestión. Pueden remunerar intereses y suelen tener comisiones asociadas, pero no tienen por que darse estas condiciones.

– Cuenta o libreta de ahorro: es un tipo de depósito cada vez en más desuso. Tiene una gran similitud con la cuenta corriente, pero puede venir asociada con restricciones en ingresos y pagos y restricciones en recibos y nóminas. A cambio, pueden ir asociadas con mayor tipo de interés. De la misma forma que la anterior, depende de la cuenta de ahorro en sí y del contrato que se ofrezca.

– Depósito a plazo: es aquel depósito en el cual entregamos el dinero a la entidad bancaria y no estará disponible pasado un tiempo determinado. Según el contrato, se puede disponer del dinero antes de la fecha acordada, pero suele conllevar penalizaciones o comisiones. Una vez cumplido el plazo pactado, el banco devuelve el dinero juntamente con unos intereses acordados al principio. Estos intereses pueden recibirse de forma periódica o al final del plazo. Insistimos otra vez que todo depende del contrato que se firme y de las condiciones que ofrezca la entidad.

Aclarar algunos puntos importantes sobre los depósitos bancarios:

  • Solo los bancos, cajas y cooperativas de ahorros pueden ofrecer depósitos bancarios.
  • El Fondo de Garantía de Depósitos garantiza hasta un máximo de 100.000€ en caso de problemas financieros de la entidad en cuestión.
  • Los intereses que se obtienen son beneficios por los cuales hay que pagar impuestos.
  • Cuidado en sacar más dinero del que hay disponible en la cuenta. Estas operaciones suelen ir asociadas con intereses y comisiones.
  • Hay muchos otros tipos de depósitos más específicos: interés variable (los intereses van ligados en función de un índice en concreto), estructurados (ligados a índices bursátiles o carteras de acciones)…

Finalmente queríamos hacer una reflexión. Como hemos ido repitiendo a lo largo de la entrada, cada depósito depende de las condiciones que ofrece la entidad bancaria y del contrato que se firme. Recomendamos encarecidamente a nuestro lectores a informarse correctamente del producto que quieren contratar y entender de todos los puntos del contrato. En Economía para Principiantes recalcamos que esto es una entrada meramente didáctica e informativa con el fin de dar una idea general. No nos hacemos responsables de sus posibles decisiones basándose en esta entrada.

¿Qué es el sistema financiero?¿Y los mercados financieros?

Sistema financiero

Esta vez nos adentramos a unos conceptos más genéricos y globales, típicos de manuales de finanzas, que suelen abrir el inicio de los capítulos introductorios. Además son palabras que podemos encontrar en conversaciones de actualidad, en los medios de comunicación o en la calle. Nosotros aparte de dar una definición formal ( sencilla y fácil de entender),  explicaremos cómo están formados y cómo funcionan.

Primero empezaremos por el sistema financiero. Está formado por el conjunto de empresas, instituciones, intermediarios  y mercados cuyo objetivo principal es canalizar el exceso de dinero,  el ahorro, de personas, familias, empresas y sector público hacia otras que necesitan financiación, es decir, necesitan dinero por cualquier motivo. Todo este conjunto formado por diferentes actores y  flujos de dinero es lo que llamamos sistema financiero. Las tres funciones principales son:

  1. Como hemos dicho canalizar el dinero.
  2. Ofrecer todo tipo de productos financieros para satisfacer a ahorradores e inversores
  3. Mantener una cierta estabilidad monetaria
Este flujo de que hablamos, el movimiento del dinero de ahorradores hacia los demandantes de financiación , puede darse de dos formas:
  • Directamente: es cuando demandantes y oferentes se encuentran en el mercado. Es aquí donde hablamos de Mercados financieros. Dentro de ellos podemos encontrar los mercados de capital y los monetarios. El ejemplo más claro aquí es la Bolsa, una persona que quiere vender sus acciones de cierta empresa pone la orden de venta y la persona que quiere comprar pone su orden. Es cierto que hay un cierta intermediación , pero solo es para facilitar ese encuentro entre ambos.
  • Con intermediación: es cuando un intermediario se encarga de captar el exceso de dinero y buscar a quién necesita financiación. Entran en juego las entidades de créditos  (bancos, cajas y cooperativas) y entidades financieras. Un ejemplo serían los bancos que mediante los depósitos captan dinero y con los créditos buscan a la gente que necesita financiación. Vemos que en este caso la intermediación consiste en que la institución se encarga de buscar a los inversores.
Ahora vamos a los mercados financieros. Son aquellos lugares económicos ( físicos o virtuales) donde demandantes y oferentes se encuentran para intercambiar productos financieros, ya sean acciones , depósitos, hipotecas, divisas… Como hemos visto antes, los mercados financieros son una parte del sistema financiero que destaca por el intercambio de financiación de forma directa entre las dos partes. La Bolsa es el mercado donde se intercambian las acciones de empresas, deuda pública, pagarés de empresas… Otro ejemplo sería el mercado de divisas (Forex) donde diferentes agentes se ponen de acuerdo para intercambian distintas monedas, como euros por dólares.
Es como si hablamos de los mercados de alimentos ( mercados financieros) y dentro de ellos podemos encontrar el mercado de la fruta (Bolsa) o el mercado de verduras(mercado de divisas). Los mercados de alimentos engloba a los demás “submercados”.

Funciones de los mercados financieros:

  • Facilitar el contacto entre los participantes
  • Reducir los costes de información y de intermediación
  • Mediante las fuerzas de la oferta y la demanda fijar los precios a los productos financieros.
  • Transferencia de riesgos
Hay muchas clasificaciones de los mercados financieros que siguen diferentes criterios, pero una de las importantes es dividir según el plazo de vencimiento:
  • Mercado monetario: destaca por plazos muy cortos de tiempo, bajo riesgo y alta liquidez. Encontramos el dinero u otros activos financieros.
  • Mercado de capitales: se negocian productos a medio y largo plazo lo que significa mayor riego.