¿Qué es la Ley de Okun?

Ley de Okun
Gracias a pixabay.com por el banco de imágenes gratuitas y a su autor Kulinetto por compartir esta excelente imagen

¿Se han parado a pensar en la relación existente entre paro y crisis económicas? ¿O entre creación de trabajo y periodos de expansión? ¿Han oído hablar de la Ley de Okun? Los economistas utilizan el concepto “ciclo económico” para referirse a fluctuaciones (cambios) a corto plazo en la producción y empleo, las cuales no son ni regulares ni predecibles. Esto, sin embargo no quita que los economistas puedan obtener un conjunto de escenarios posibles en los que la economía se podría encontrar en un futuro cercano.  Por tanto, cabe preguntarse si las autoridades pueden implementar algún tipo de política económica para disminuir la brutalidad con la que azotan estas crisis a la sociedad.

Seguro que el lector es consciente del gran problema social que ha ocasionado el paro en España, llegando al 26,94% en la última crisis (1r trimestre del 2013) (Fuente: INE). Esta tasa de paro parece imposible de imaginar incluso para el resto de los grandes países de Europa. A continuación, se puede observar en los gráficos como cuando el PIB ha disminuido, la tasa de paro ha incrementado y cuando ha incrementado, la tasa de paro ha disminuido:

Elaboración propia a partir de los datos del INE (PIB y Tasa de Paro). Datos trimestrales (2002-2017) del PIB Nominal en miles de millones de euros y tasa de paro en porcentaje.

Por tanto, durante las recesiones económicas, las empresas producen menos, los agentes económicos invierten y consumen menos y es cuando resulta más difícil encontrar trabajo. La crisis destruye empleo y nos encontramos con la situación de una tasa de paro alta con la misma cantidad de gente pero con menos sitios de trabajo. Los economistas han denominado este fenómeno como la Ley de Okun, en honor al economista Arthur Okun, quien plasmó dicha relación en un articulo el año 1962. Esta ley recoge la relación negativa entre tasa de paro y PIB Real.

Esta relación viene dado por:

Captura de pantalla 2018-01-17 a las 13.16.36

Si la tasa de paro no varia, el PIB real crece alrededor de un A%. Por ejemplo, si A es 3, esto significa que para que el paro se mantenga estable, la economía tiene que crecer a un 3%. Este crecimiento del PIB viene determinado por el incremento de la población activa, inversión y el proceso tecnológico. Además, cabe mencionar que por cada punto porcentual que incremente el paro, el crecimiento del PIB real disminuye un B%. Por ejemplo, si B=2, quiere decir que cuando el paro incrementa en un 1%, el crecimiento del PIB real disminuye un 2%.

Concluimos que cuando la economía produce menos bienes (ya sea porque tenga menos demanda, o bien por una disminución de la oferta como sucedió en la crisis del petróleo de los años 70) necesita menos trabajadores para producir bienes. Dicha disminución de trabajadores es debida a que las empresas ya no venden tanto (disminución del PIB real), ejemplificando así la Ley de Okun.

Editado 17/01/18 para solucionar unos errores en los gráficos.

¿Qué es una hipoteca? (Parte II)

hipoteca
Gracias a pixabay.com por el banco de imágenes gratuitas y a su autor nattanan23 por compartir esta excelente imagen

En un post anterior, introducimos el concepto hipoteca y explicamos algunas particularidades de este tipo de préstamo. Para no hacer la entrada muy larga, decidimos dividirla en dos. Por tanto, en este post de hoy hablaremos sobre la carencia, diferentes tipos de comisiones, gastos asociados y tipos de intereses.

La carencia es un periodo en la vida de una hipoteca en el cual el cliente paga una cuota más baja, debido a que solo paga intereses y no “devuelve” capital (en lenguaje económico-jurídico, se dice amortizar capital para referirse a “devolver” dinero del préstamo). Normalmente, es el prestatario quien pide un periodo de carencia por motivos económicos y de “salud” financiera. El periodo depende del acuerdo entre el cliente y el banco, y según las cláusulas establecidas en el contrato. Como nota final, recalcar que un periodo de carencia supone encarecer la hipoteca, ya que durante un tiempo solo se está pagando intereses sin devolver nada de capital prestado.

Las comisiones dependen del acuerdo en sí y del producto contratado. Aquí explicamos las más habituales que uno puede encontrar:

  • Apertura: es la comisión relacionada con la concesión del préstamo y debido a todos los gastos administrativos que supone.
  • Estudio: es la comisión relacionada con las gestiones realizadas en el estudio de solvencia y las condiciones de la operación. Las comisiones de apertura y estudio podrían ir juntas, dependiendo del contrato y de la entidad. La presencia de esta comisión depende del contrato con la entidad.
  • Cancelación: si el cliente por alguna razón decide cancelar la hipoteca, previa amortización total del préstamo, la acción puede llevar asociada una comisión. La naturaleza de esta comisión es porque el banco tiene que realizar una serie de gestiones para redactar la escritura de cancelación ante el notario. En la actualidad la mayoría de entidades no estipulan comisión de cancelación.
  • Amortización anticipada total o parcial: si el cliente quiere adelantar parte de las cuotas antes de lo previsto (parcial) o todo el capital restante (total), el banco puede aplicar una comisión por la parte de intereses que tenía previstos ingresar y al final no recibirá debido a esta amortización.
  • Subrogación: es la comisión relacionada con el cambio de titular del préstamo. La entidad hace un nuevo estudio sobre la solvencia del posible nuevo titular y tiene que aceptar. En caso de cambio, el nuevo prestatario se hace cargo de la comisión. Suele ser poco habitual que se dé este caso.
  • Por cambio de condiciones o garantía: la entidad puede cobrar una comisión si el cliente pide un cambio en las condiciones del contrato o hay algún cambio relacionado con la garantía. También se llama novación.
  • Comisión de cobertura del riesgo del tipo de interés: en el caso de hipotecas de tipo de interés fijo, el banco tiene el derecho por ley de establecer una comisión ante posibles futuras fluctuaciones de los tipos de interés en el mercado. Esto es para cubrirse ante posibles pérdidas. Para poder aplicar esta comisión, la entidad tiene que demostrar que está incurriendo en pérdidas.

La formalización de una hipoteca viene asociada con diversos gastos. Dependiendo de la situación, del contrato y de la entidad en cuestión, los gastos pueden venir dados de forma distinta.

  • Notaría: los honorarios del notario.
  • Tasación: todos los gastos asociados a la valoración del inmueble.
  • Registro de la Propiedad: los gastos relacionados con la inscripción del derecho de garantía sobre el inmueble que tiene la entidad.
  • Impuestos: el impuesto de Actos Jurídicos Documentados y otros tributos fruto de la operación.
  • Honorarios de la gestoría: el trabajo realizado por la gestoría. Se encargan de todos los trámites administrativos después de la formalización de la hipoteca.
  • Gastos de conservación: en el contrato puede establecerse que el cliente tenga la obligación de conservar el inmueble ya que es el bien hipotecado y tiene que mantener el estado de éste.
  • Seguro de daños del inmueble hipotecado: el contrato puede exigir la adquisición de un seguro. La razón de este seguro está relacionada con el punto anterior.
  • Reclamación de los gastos que incurre la entidad ante impago: ante una posible situación de impago, la entidad tiene que realizar unas gestiones que luego puede reclamar al cliente (llamadas telefónicas, sms, burofax…).

Actualmente existe un debate sobre los gastos de formalización de las hipotecas: quién (cliente o banco) se hace cargo de cada uno de los gastos. Algunos de estos gastos mencionados se hace cargo el banco, pero al final depende de cada entidad y su política con las hipotecas. Es muy común que el banco se haga cargo con los gastos de la Inscripción del Registro de la Propiedad y algunos relacionados con la notaría.

Sistema francés

Existen varios sistemas matemáticos de cómo calcular las cuotas y qué estructura sigue el préstamo. El más común en España es el sistema francés. Este sistema supone que las cuotas son iguales a lo largo del tiempo (exceptuando cambios en el contrato o hipotecas de interés variables o mixtas), en el cual parte de la cuota es capital amortizado y parte interés. Al ser la cuota igual en todo momento, al principio, al haber más capital que amortizar, mayor parte es intereses a pagar y menor capital a amortizar. Así con el tiempo, y el capital pendiente de devolver va disminuyendo, los porcentajes van cambiando, y cada vez se devuelve menor proporción de interés y más  de capital (hablando en términos de porcentaje sobre el total de la cuota).

Intereses

– TIN (Tipo Interés Nominal): es el tipo de interés que cobra la entidad por prestar el dinero. Se refiere a un periodo de tiempo determinado: mensual, bimensual, trimestral, cuatrimestral, semestral, anual… No tiene en cuenta ningún gasto ni comisión. El TIN no le sirve de mucho al cliente porque no le permite comparar con otros productos hipotecarios y no tiene en cuenta todos los gastos.

– TAE (Tasa Anual Equivalente): es un cálculo del tipo de interés anual que paga el cliente y ya tiene en cuenta algunos gastos (notaría, comisiones…). El objetivo de este tipo de interés, es homogeneizar desde un punto de vista matemático, y permite poder comparar con otros préstamos hipotecarios con distintas características. Siempre está calculado a tipo de interés anual. Está regulado qué tiene que tener en cuenta el computo de la TAE. No tiene por qué reflejar el tipo de interés real que paga el cliente, ya que puede haber más gastos o comisiones que no tiene en cuenta.

– Intereses de demora: son los intereses relacionados con el retraso de los pagos o cuotas.

Finalmente queríamos recalcar que, como hemos ido repitiendo a lo largo de la entrada, cada hipoteca depende de las condiciones que ofrece la entidad bancaria y del contrato que se firme. Por eso, recomendamos encarecidamente a nuestros lectores a informarse correctamente del producto que quieren contratar y entender de todos los puntos del contrato. En Economía para Principiantes recalcamos que esto es una entrada meramente didáctica e informativa con el fin de dar una idea muy general y básica. En caso de querer contratar una hipoteca, hace falta tener unos conocimientos mucho más profundos. Por eso, recomendamos ponerse en manos de expertos independientes para informarse bien. No nos hacemos responsables de sus posibles decisiones basándose en esta entrada.

 

¿Qué es una hipoteca? (Parte I)

hipoteca
Gracias a pixabay.com por el banco de imágenes gratuitas y a su autor nattanan23 por compartir esta excelente imagen.

Una de los conceptos económicos más famosos entre la sociedad y más temido a la vez. Vivimos en una sociedad que tener vivienda en propiedad es signo de prestigio social y riqueza. Además, es visto como un vehículo de inversión para la siguiente generación. En esta entrada queremos introducir el concepto de hipoteca, cómo se diferencia de un préstamo normal y repasar un poco el vocabulario jurídico-económico.

Una hipoteca o préstamo hipotecario es una producto bancario por el cual el cliente recibe una cantidad de dinero por parte de una entidad bancaria o de crédito. A cambio, el cliente se compromete a devolver el capital prestado más los intereses correspondientes mediante pagos periódicos. El punto que hace especial la hipoteca es que en caso de impago por parte del cliente el banco puede hacerse con la propiedad del inmueble hipotecado.

Vocabulario importante:

  • Prestatario=el cliente
  • Prestamista=la entidad bancaria o de crédito
  • Capital del préstamos=el dinero prestado
  • Cuotas= pagos periódicos
  • Garantía= es aquello que la entidad puede reclamar en caso de impago.
  • Bien hipotecado= el bien que pasa a propiedad del banco en caso de impago.

La diferencia con los préstamos personales es que las hipotecas suelen ser de mayor periodo y mayor capital. Así como la hipoteca suele ser para un bien inmueble, el préstamo se suele utilizar para otros bienes y servicios (coches, educación, viajes…). Por tanto, hay que tener en cuenta que la hipoteca supone un gran compromiso a largo plazo.

La otra diferencia es la garantía. Por ejemplo, en el caso de un préstamo para un máster o un viaje, no se puede establecer el máster o el viaje como garantía. No se pude cambiar la propiedad de tal bien o servicio. En cambio, en la hipoteca siempre hay el bien hipotecado que suele ser la garantía principal en caso de impago. Este punto depende del contrato de la hipoteca y del prestamista en sí. A lo largo de la crisis, la vivienda bajó de precio y eso hizo que en ocasiones el dinero que debían los clientes era mayor que el valor de la propia casa. Dependiendo de los casos, el prestamista reclamaba al prestatario la devolución de todo la deuda: la vivienda conjuntamente con una cantidad de dinero, hasta saldar la deuda. Recordamos la entrada sobre dación en pago que escribimos hace un tiempo.

Hay tres tipos de hipotecas según el tipo de interés:

– Variable: el tipo de interés está compuesto por un índice de referencia más un diferencial fijo. Este índice suele ser el Euribor a 1 año, pero puede ser otro índice. En este caso, en cada revisión de la cuota se aplica el Euribor en ese momento. Por ejemplo, imaginamos que el Euribor está a 1% y el diferencial de la hipoteca es 0,5%. Eso quiere decir que el tipo de interés de la hipoteca es 1,5%. Esto supone cierta incertidumbre sobre los pagos futuros que puede ser positiva o negativa. Si el índice de referencia sube, beneficia al banco pero perjudica al cliente. En cambio, si baja, el cliente se ve beneficiado al tener que pagar menos cuota.

– Fijo:el tipo de interés está fijado de antemano en el contrato y es cierto en todo momento. Por tanto, sabemos lo que hay que pagar en todo momento hasta saldar la deuda.

– Mixto: combina las dos modalidades anteriores y una parte es a interés variable y otra a interés fijo.

En una próxima entrada seguiremos hablando sobré las hipotecas y daremos más detalles sobre sus características.

¿Qué es el INE?

estadística
Gracias a pixabay.com por el banco de imágenes gratuitas y a su autor Goumbik por compartir esta excelente imagen.

El INE es otra de las instituciones más conocidas en España. Frecuentemente, suele aparecer en las noticias a raíz de la publicación de algún informe, datos u indicadores. Datos como el IPC, el PIB, el paro entre otros muchos son publicados por ellos. Por eso, creemos que es importante poder introducir este organismo y poder saber un poco más sobre su función en la sociedad. Hoy responderemos a las preguntas de cómo y cuándo surgió, cuáles son sus funciones y alguna información interesante.

El INE, de las siglas Instituto Nacional de Estadística, se creó en el 1945 con el objetivo principal de elaborar proyectos de estadística pública de gran alcance. Se encarga de realizar principalmente estudios demográficos y socioeconómicos cuyos resultados están disponibles para el público en general. Está adscrito al Ministerio de Economía español y se rige por la Ley de la Función  Estadística Pública de 1989.

Sus funciones principales son:

  • Elaborar estadística pública
  • Coordinar y elaborar el Plan Estadístico Nacional: consiste en determinar qué estadística oficial se realiza en España. El trabajo de coordinar lo realiza juntamente con los Departamentos Ministeriales y el Banco de España.
  • Contribuir a la estadística oficial de la Unión Europea y participa con organismos internacionales para definir estándares sobre metodología estadística  y clasificaciones comunes.
  • Elaborar el censo electoral
  • Coordinar el Padrón Municipal de habitantes y elaborar el censo de población
  • Formación y empleo

El INE cuenta con su sede central en Madrid y 52 delegaciones provinciales. El instituto está formado por más de 4000 personas. Gran parte de ellos son trabajadores de campo: encuestadores e inspectores de encuestas. Mientras que unos 700 pertenecen al cuerpo estadístico del Estado, es decir, los que tienen un perfil más estadístico y técnico.

El instituto ofrece la información estadística y los datos en tres grandes bloques:

  • Cuentas nacionales y empleo
  • Estadística a empresa
  • Estadística socioeconómica

Para más información adjuntamos dos links de la página oficial. La entrada ha sido elaborada a partir de estos dos recursos.

Powerpoint de presentación del INE

Inicio: el INE

 

 

¿Qué son las hipotecas subprime?

hipoteca
Gracias a pixabay.com por el banco de imágenes gratuitas y a su autor nattanan23  por compartir esta excelente imagen.

Uno de los términos más utilizados en los últimos 10 años y uno de los detonantes de la crisis económica del 2008. Siempre se habla largo y tendido sobre qué ocurrió con el estallido de la burbuja inmobiliaria y aparece el término hipoteca subprime. Por eso creemos que es importante explicar este término, su procedencia, qué significo y algún término nuevo más relacionado. De esta forma, nuestros lectores estarán bien informados la siguiente vez que oigan hipotecas subprime.

Las hipotecas subprime, basura o NINJA (de las siglas en inglés de No Income No Job or Assets=No ingresos No trabajo o activos) son aquellas hipotecas que se conceden a gente o empresas con muy pocos recursos. Esas personas que tienen ingresos muy bajos o no tienen ningún trabajo en ese momento. Conceder un préstamo a largo plazo a alguien que no tiene casi ingresos y que en ese momento no parece que vaya a tener en un futuro es de alto riesgo. Las entidades, a cambio de este mayor riesgo, suelen requerir mayores tipos de interés.

Estamos hablando de unos activos financieros de muy alto riesgo, o comúnmente conocido en la jerga económica: activos financieros basura o tóxicos. Se apodó la palabra tóxico porque se refiere a que es malo para el banco o inversor que lo tiene en su balance.  Por tanto, esto significa que seguramente habrá un momento en el que las personas en cuestión no podrán hacer frente a sus pagos y dejará de aportar sus cuotas mensuales.

Y, ¿qué pasó luego?

En los años 2000 hacia adelante las entidades financieras americanas concedían préstamos hasta el 120%. Eso quiere decir, que daban un 20% más de dinero de lo que realmente valía la casa por si querían hacer obras, comprar un coche o ir de viaje. Gran parte de estos préstamos iba dirigidos a gente con pocos recursos, sin la seguridad de poder devolver todo este dinero. Una vez los bancos americanos tenían grandes cantidades de hipotecas con diferentes riesgos, creaban productos financieros que estaban compuestos por muchas de ellas Dicho producto luego lo dividían en pedazos e iban vendiendo cada parte a diferentes inversores, empresas, fondos de inversión… clientes en general. En estos productos, los bancos mezclaban hipotecas con diferentes riesgos, desde gente/empresas con muchos recursos para hacer frente a los pagos hasta las  hipotecas “basura”. Así, en global no parecía un producto financiero tan malo, ya que el riesgo medio era aceptable.

Hasta aquí todo muy bien. El problema llegó cuando la gente que había pedido una hipoteca empezó a no poder pagar sus cuotas. Parte de las cuotas se empezaron a no pagar. Consecuentemente, la gente que había invertido en ese cóctel de hipotecas empezó a no cobrar sus rendimientos del producto contratado. El mecanismo de transmisión de dinero de la economía no funcionaba correctamente. El dinero no fluía correctamente y las inversiones en hipotecas resultaban una ruina. Esto provocó un efecto dominó ya que muchos inversores quebraban. Esto conllevó a un colapso la economía americana.

¿Qué es un depósito bancario?

depósito bancario
Gracias a pixabay.com y a su autora Alexas_Fotos  por compartir imágenes libres para todo el púbico.

Muchas veces hemos oído hablar de un depósito bancario. Hemos visto muchos anuncios en los medios de comunicación y en las calles. De hecho, en algunas reuniones con amigos o familiares alguien comenta que tiene uno o varios depósitos en el banco. Incluso, muchos de nosotros hemos contratado un depósito en el banco, pero ¿Qué es exactamente un depósito bancario?

Un depósito bancario consiste en una cantidad de dinero que entregamos a una entidad bancaria a cambio de unas condiciones preestablecidas mediante un contrato. Estas condiciones incluyen el plazo, los intereses, comisiones y una serie de características. En función de éstas, tendremos ese dinero disponible  en un futuro juntamente con unos intereses, es decir, unos rendimientos. Por tanto, estamos hablando de un instrumento de ahorro para particulares y empresas.

¿Cuáles son los depósitos bancarios más conocidos?

– Depósito a la vista o cuenta corriente: es aquel depósito en el cual entregamos el dinero a la entidad bancaria y tenemos acceso a él en cualquier momento. Por tanto, podemos retirar cualquier cantidad de dinero que hemos depositado sin restricción de tiempo, no hay plazo mínimo. Son las cuentas con las cuales solemos operar en nuestro día a día: comprar con la tarjeta, sacar dinero en el cajero, recibos, pagos, la nómina… Las características de cada uno depende del contrato que se firme y de la entidad en cuestión. Pueden remunerar intereses y suelen tener comisiones asociadas, pero no tienen por que darse estas condiciones.

– Cuenta o libreta de ahorro: es un tipo de depósito cada vez en más desuso. Tiene una gran similitud con la cuenta corriente, pero puede venir asociada con restricciones en ingresos y pagos y restricciones en recibos y nóminas. A cambio, pueden ir asociadas con mayor tipo de interés. De la misma forma que la anterior, depende de la cuenta de ahorro en sí y del contrato que se ofrezca.

– Depósito a plazo: es aquel depósito en el cual entregamos el dinero a la entidad bancaria y no estará disponible pasado un tiempo determinado. Según el contrato, se puede disponer del dinero antes de la fecha acordada, pero suele conllevar penalizaciones o comisiones. Una vez cumplido el plazo pactado, el banco devuelve el dinero juntamente con unos intereses acordados al principio. Estos intereses pueden recibirse de forma periódica o al final del plazo. Insistimos otra vez que todo depende del contrato que se firme y de las condiciones que ofrezca la entidad.

Aclarar algunos puntos importantes sobre los depósitos bancarios:

  • Solo los bancos, cajas y cooperativas de ahorros pueden ofrecer depósitos bancarios.
  • El Fondo de Garantía de Depósitos garantiza hasta un máximo de 100.000€ en caso de problemas financieros de la entidad en cuestión.
  • Los intereses que se obtienen son beneficios por los cuales hay que pagar impuestos.
  • Cuidado en sacar más dinero del que hay disponible en la cuenta. Estas operaciones suelen ir asociadas con intereses y comisiones.
  • Hay muchos otros tipos de depósitos más específicos: interés variable (los intereses van ligados en función de un índice en concreto), estructurados (ligados a índices bursátiles o carteras de acciones)…

Finalmente queríamos hacer una reflexión. Como hemos ido repitiendo a lo largo de la entrada, cada depósito depende de las condiciones que ofrece la entidad bancaria y del contrato que se firme. Recomendamos encarecidamente a nuestro lectores a informarse correctamente del producto que quieren contratar y entender de todos los puntos del contrato. En Economía para Principiantes recalcamos que esto es una entrada meramente didáctica e informativa con el fin de dar una idea general. No nos hacemos responsables de sus posibles decisiones basándose en esta entrada.

¿Qué es la CNMV?

En la entrada de hoy hablaremos sobre una institución bastante conocida y comentada a lo largo de los años: la CNMV. Queremos seguir con la línea de explicación de diferentes organismos económicos que suelen ser recurrentes en los medios de comunicación. De esta forma, el lector podrá tener una idea general de las diferentes figuras institucionales que participan en la economía española.

La CNMV son las siglas de “Comisión Nacional del Mercado de Valores“, cuyo organismo depende del Ministerio de Economía y Competitividad español. Fue fundada el 1988 y se encarga principalmente de supervisar el correcto funcionamiento de los mercados de valores españoles. En definitiva, es el árbitro de una partida de ajedrez que se encarga de que los movimientos de cada jugador respetan las reglas, así como garantiza que los jugadores no hacen trampa.

Los objetivos y funciones de la CNMV son los siguientes:

  • Asegurar e inspeccionar la transparencia de los mercados de valores
  • Asegurar que se formen los precios de los valores correctamente
  • Proteger a los inversores y agentes que participan en el mercado

¿Cómo realiza estas funciones?

Para garantizar la transparencia del mercado primario (emisión de nuevos valores), facilita a todas las personas y agentes la información sobre el producto que se va a colocar en el mercado y la empresa emisora. En cuanto al mercado secundario (compraventa de valores entre inversores), se encarga de poner a disposición toda la información económica-financiera de los valores en cuestión y de los agentes, sociedades y/o empresas emisoras.

El organismo se encarga de dar información sobre fondos de inversión, instituciones de inversión colectiva, sociedades de bolsa, agentes de bolsa y sociedades gestoras de cartera. Cada día publica hecho relevantes e importantes para los mercados. Y finalmente, ofrece recursos educativos y de formación a través de la web y de diferentes proyectos.

Para más información sobre sus funciones, aquí adjuntamos el enlace oficial donde esta explicado con más detalle: CNMV.

Reseña “Invertir en educación en un mundo globalizado”

Hace unos meses el Grupo RBA empezó a comercializar un conjunto de libros con la intención de dar a conocer los retos a los que se enfrenta la economía actual. Bajo el nombre de “Los retos de la economía”, ha ido publicando libros abordando los distintos problemas de la economía. El primero que me he querido leer es: “Invertir en educación en un mundo globalizado”.

La educación es el pilar de cualquier sociedad y de cada individuo. El acceso a una educación de calidad a toda la población es vital para el progreso de la humanidad y para el crecimiento personal de cada persona. Con la construcción de un sistema sólido, los niños y niñas crecerían con un espíritu crítico, con ganas de aprender y con unos valores esenciales e importantes. Estoy seguro que con un sistema educativo de calidad, muchos de los problemas de la sociedad desaparecerían, conduciendo a un mundo mucho mejor y con una excelente convivencia.

El libro está escrito por Pau Balart, Doctor en Economía por la Universitat Autònoma de Barcelona y actualmente en la Universitat de les Illes Balears. Uno de sus campos de investigación principal es la economía de la educación, tema principal del libro.

El autor empieza haciendo una introducción explicando cómo la ciencia económica se empezó a interesar por la educación. Los economistas vieron la gran repercusión que tenía en la sociedad y  en su bienestar y en el crecimiento económico. Además, es muy importante para disminuir las desigualdades sociales. Por eso, empezó a ser un tema importante de estudio e investigación.

Luego pasa a tratar el tema de la desigualdad y cómo la educación afecta a ésta. El acceso a una buena educación para toda la sociedad permite reducir desigualdades sociales y económicas. Otro tema importante en este campo es cómo financiar la educación, las diferentes corrientes de pensamientos y visiones en la investigación. Finalmente, termina el libro haciendo una interesante reflexión sobre el futuro de la educación, los retos a los que se enfrenta el mundo globalizado y cómo se puede avanzar en esta materia.

El autor redacta con un lenguaje muy sencillo y directo, apto para todos los públicos. No es un libro técnico ni avanzado y me gusta mucho porque invita al debate y pensar sobre diferentes cuestiones. Así como va discurriendo el libro deja muchas preguntas abiertas para el lector y a la reflexión.

En definitiva, es un libro para principiantes muy interesante para tener un primer contacto con la economía de la educación. Aprendes mucho a lo largo de sus páginas y te deja con las ganas de indagar más sobre el tema.

 

¿Qué es un fondo buitre?

money-256282_1920

A veces aparece este término en los medios de comunicación . Se hizo bastante mediático con la crisis de deuda en Argentina en el año 2014 que ya explicamos en el blog. A lo largo de estos últimos años ha ido apareciendo en las noticias, por eso creemos que es interesante explicar en qué consiste este concepto informal y de calle.

Nota: para aquellos que no sepan qué es un fondo de inversión, qué es la deuda púbica y cómo funciona, recomendamos los siguientes post que hemos escritos para entender mejor la explicación:

Una vez entendidas las entradas pasadas (para aquellos que lo hayáis leído), vamos a explicar en qué consiste un fondo buitre. Como veréis, el propio nombre es bastante ilustrativo.

Un fondo buitre es aquel fondo de inversión (no entraremos en detalle de qué tipo de fondo de inversión) que decide comprar deuda pública de un Estado con problemas económicos y con posibilidad de quiebra. Ante estos problemas, los inversores están menos dispuestos a comprar por el temor a no recibir el dinero prestado más los intereses, provocando que el precio de la deuda esté muy por debajo de la contraprestación.

Estos fondos deciden comprar esta deuda a precios de saldo con la intención de obtener una gran rentabilidad ante dos posibles escenarios:

– El primer escenario es que el Estado no entra en quiebra y por tanto, recibirán el valor nominal más los intereses. El beneficio será el dinero recibido menos el precio de compra (muy bajo).

– El segundo escenario es que el Estado entra en quiebra y se tiene que hacer una reestructuración de la deuda. Se llevan a cabo negociaciones de quitas: los poseedores de deuda perdonan una parte de esta deuda y aceptan recibir solo un cierto porcentaje de dinero que inicialmente iban a recibir. En este punto, es donde entra en juego los llamados fondos buitres y se niegan a perdonar una parte de la deuda y exigen el 100%. 

El desenlace depende mucho de cada caso y de si los fondos consiguen su petición o terminan cediendo y perdonando una parte de la deuda. Como podemos apreciar, el concepto es bastante gráfico y vemos como estos fondos se aprovechan de los estados con problemas de salud económica para atacar y beneficiarse.

 

¿Qué es una estafa piramidal?

game-1556255_1920

Muchas veces oímos hablar sobre una estafa piramidal o que cierta empresa o persona ha llevado a cabo un timo de estas características. A muchos de nosotros nos viene a la mente una pirámide y dinero de por medio, pero no sabemos exactamente qué quiere decir y en qué consiste. Como podremos ver a continuación el propio nombre del concepto es muy gráfico y descriptivo.

Una estafa piramidal consiste en una empresa, persona o grupo de personas que prometen altos rendimientos a futuros inversores a cambio de que les presten su dinero.  La estafa se da en el momento en que tales rendimientos son pagados con el mismo dinero que los estafadores han ido consiguiendo de los propios inversores. A veces, hay un activo en medio, o una mercancía, pero otras veces, simplemente no hay nada. Al final, no hay negocio/inversión que sustente tales rendimientos prometidos.

L@s estafador@s empiezan con algunos clientes. Al ser un negocio vacío y no haber nada, intentan conseguir más inversores y van pagando los intereses y/o el principal con el dinero de los primeros. A veces, los intereses están pagados por el propio dinero aportado por el mismo inversor. Luego, piden dinero a una tercera ronda de personas, y pagan a todos los inversores previos, y la diferencia se lo quedan para ellos. Así, hasta que llega el día en que no buscan más dinero o no encuentran más inversores, se quedan todo el dinero recolectado hasta ese momento y el sistema colapsa.

Este tipo de timo es conocido también como esquema Ponzi, nombre apodado por el estafador Carlo Ponzi que popularizó este tipo de práctica. Ya había habido estafas de este tipo anteriormente, pero la historia del estafador italiano se convirtió en famosa en la década de los 20 al desembarcar en Estados Unidos y llevar a cabo grandes estafas de este tipo. Para más curiosidad sobre la historia, recomendamos mirar el video que hemos adjuntado.

Para entender mejor como funciona una estafa piramidal vamos a poner un ejemplo muy sencillo. Un grupo de personas prometen un rendimiento mensual del 15% mensual. Primero, le garantizan a una persona que si les dejan 1.000€, en un mes tendrá 1.150€. Después de un mes, los estafadores, buscan dos personas más y le hacen la misma promesa, obteniendo 2.000€ más (1.000€ de cada uno). De ese nuevo dinero obtenido, 1.150€ van para al primer inversor y la diferencia (850€) se lo quedan. Al finalizar el tercer mes, buscan tres inversores más (3.000€= 3 personas x 1.000€) y pagan a los dos segundos (2.300€= 2×1.150€), quedándose 700€ (2.300€=2×1.150€). Así sucesivamente hasta que deciden no pagar por la insostenibilidad del sistema y se quedan con el dinero del último grupo de inversores más todo lo que se han ido quedando a lo largo de la cadena. Evidentemente, en este punto es cuando los últimos inversores denuncian el timo a las autoridades. Como vamos viendo, cada paso va aumentando los inversores y los últimos pagan a los penúltimos, formando una pirámide de gente.

Esto es un mero ejemplo para poder ver de forma más clara como funciona. Una estafa piramidal puede ejecutarse de distintas maneras, con distintos métodos y cantidades muy variadas, pero el ejemplo recoge muy bien el funcionamiento de las estafas piramidales. Por ejemplo, los timadores pueden prometer intereses mensuales o anuales y la devolución del principal (en este caso sería 1.000€) en varios años vista. De esta forma, los timadores pueden ir pagando los intereses del dinero procedente del mismo inversor o de nuevos.

Aquí adjuntamos un video de La Vanguardia en que el famoso economista Xavier Sala-i-Martín lo explica de forma muy sencilla y didáctica. Además, cuenta la historia de Carlo Ponzi y presenta ejemplos reales en España.